Por qué no publico mis novelas

jueves, 12 de enero de 2012

Por qué no publico mis novelas en físico.

Hola, hago esta entrada para responder a algo que me han preguntado varias veces o me lo han sugerido: publicar mis novelas en físico con una editorial.

En algún momento les mencioné que posiblemente publicar una, pero que no era nada seguro y que explicaría los motivos después.

Bien, primero que nada publicar un libro no es tan sencillo, no es cuestión de escribo, lo publico, lo vendo, me hago exitoso. Si fuera así, miles de escritores tendrían sus obras publicadas y no solo algunos.

Hay cuatro formas de publicar un libro de la manera tradicional, en físico, en papel con tapitas y solapas.

La primera es mediante auto edición, esto quiere decir que el mismo autor lleva su libro a una imprenta lo imprime y o vende, sin una editorial de por medio. Esto es algo que virtualmente cualquier puede hacerlo. Pero, este método necesita de dinero, mucho dinero, porque publicar un libro por uno mismo significa correr con todos los gastos. Para que se hagan una idea, en mi país, donde las cosas son muchísimo más baratas que en otros países como España o Argentina, publicar un tira de 500 libros (que es lo mínimo que se puede), cuesta alrededor de 5000 dólares (tomando en cuenta la longitud de mis libros), como podrán ver es un precio demasiado alto con el cual yo no puedo correr. Además que auto publicar tiene otra desventaja: dónde vender el libro. Las librerías no suelen aceptarte libros que no vienen de una editorial, te limitas a vender por tu ciudad ya que es muy difícil llevar a otras ciudades y menos a otros países, y el 99% de mis lectores (si no es que más), son de otros países diferentes al mío.

La segunda forma que es la ideal es publicar con una editorial. La editorial revisa tu texto, lo corrige y lo publica, corre con todos los gatos y te paga, ya depende el tipo de contrato puede pagarte con un 10% de las ventas o con el 10% de los libros. Tu ganancia no es mucha, pero si solo quieres publicar y no buscas ganar dinero con tus libros, es la opción ideal. El problema es que hacer que una editorial te publique es increíblemente difícil. Las editoriales reciben cientos de libros, revisan unos cuantos y de ahí eligen los que les pueden gustar y lo que pueden venderse. Que te acepten el manuscrito y acepten publicarte, es en realidad difícil. En mi caso todavía más porque en mi país son realmente pocas las editoriales que siquiera reciben un manuscrito. Solo publican libros extranjeros o de autores reconocidos, osea que para que te publiquen tienes que haber publicado antes… así que es un círculo imposible de romper. Con algunas grandes como Alfaguara, solo reciben manuscritos cuando convocan a concurso y cuando lo hacen (hay uno anual para novela adulta, algunos años de literatura infantil y en solo dos ocasiones sacaron para literatura juvenil), suelen ganar los mismos escritores de siempre, a veces incluso nombran al concurso desierto porque “ninguna novela tenía la calidad necesaria”, y si por una casualidad llegaras a ganar, sacan tu libro con tan poca promoción y distribución que no se vende y luego cuando quieres publicar otra cosa te salen conque tu anterior libro fue un fracaso.

La tercera forma es una coedición. Publicas con una editorial, pero corren con gastos a medias o lo que puedas acordar con la editorial. Tú pagas una parte, la editorial otra y por lo general te dan una cantidad de libros para que vendas por tu cuenta y recuperes el dinero. Esta puede ser una buena opción si tienes dinero, de hecho esta posibilidad me la ofrecieron, pero necesitaba al menos 2500 dólares y siegue siendo mucho para mí.

Ahora les cuento un poco de las posibilidades que tuve de editar un libro y al final no lo hice.

Hace un par de años, una editorial se mostró interesada en “Los sueños secretos de Sophie”, les interesó porque vieron que tenía muchas lecturas y comentarios y si se publicaba posiblemente iba a tener mucha venta. Me contacté con ellos, pero se echaron para atrás cuando les dije que era de Bolivia. Esta editorial es española y pensaron que yo era del mismo lugar, pero siendo yo de otro país y tan lejano les pareció complicado firmar contratos, hacer la edición, presentaciones etc. Así que al final no llegamos a nada.

Después se abrieron concursos, pero para estos una de las condiciones es que los libros sean inéditos y al haberlos publicado por internet, ya perdían esta condición. En otros donde no importaba su previa publicación, no pude enviar de nuevo por el costo. Mandar tres manuscritos a España salía carísimo más tomando en cuenta el grosor que tienen mis libro, y mandar por internet era caro también, además que comprar y vender por internet en mi país es bastante complicado puesto que el paypal no está habilitado aquí y al gobierno le parece una estupidez legalizar las compras por internet.

Y hace un año más o menos, hablé con la editorial que le público un libro a mi esposo (en una coedición). Ellos me recibieron el manuscrito, lo leyeron y me llamaron. Les mandé “El tesoro de Charleen” que entre todos los que tengo es para mi el mejor que he escrito. Me dijeron que les pareció muy interesante, que tenía problemas de redacción que podíamos arreglar, pero el problema principal, era la longitud. El editor me dijo sorprendido que jamás habían publicado un libro tan largo y siendo que en el libro creo todo un mundo nuevo, el no veía como resumirlo, a lo mucho rebajábamos unas 50 páginas y eso no iba a ser suficiente.

Al publicarse caíamos en otro problema: en mi país prácticamente no hay literatura juvenil. Con suerte llegó Harry Potter y Crepúsculo porque como estaban tan de moda y habían películas, las editoriales sabían que se iban a vender, pero aparentemente nadie en mi país escribe literatura juvenil y las editoriales no quieren arriesgarse, porque no saben si va a tener venta o no. El editor me mencionó que justo habían recibido otro libro de literatura juvenil de un chico de 18 años y que no estaban seguros de publicarlo y eso que su libro era cortito, pero que estaban considerando arriesgarse a publicándonos a ambos.

Hasta ahí todo parecería ir bien, pero de nuevo me topé con el problema del el costo. Un libro de la longitud del mío, debería venderse en al menos 150 bs (15 euros), que en mi país es mucho dinero. Y siendo un libro de un tipo que no se vende en mi país, además de que yo soy una autora desconocida, era muy posible que le libro no se vendiera. Al final si nos arriesgábamos, la propuesta era de que yo corra con al menos el 40% del costo de la impresión, más o menos 15000 pesos. (Entiéndase que yo vivo con 5000 pesos al mes, osea que era vivir en la calle al menos 3 meses).

Obviamente tuve que rechazar la oferta, pero la editorial me dejó la puerta a que escriba un libro relacionado con “El tesoro de Charleen”, pero mucho más corto, y de ahí ver su éxito para editar el otro, o incursionar en literatura infantil, que ahí es mucho más sencillo publicar, y después con libros publicados ir por literatura juvenil.

La cuarta forma de publicar es con editoras digitales como Bubok, Amazon o Lulu. Cualquiera puede publicar con estas editoriales. Solo subes tu libro y l vendes como e-book o en físico. Cuando una persona compra el libro en físico, la editorial imprime esa única copia y la envía.

Está de más decir los inconvenientes de este tipo de publicación, pero es la única forma factible para mí de momento. Solo tengo “Después de clases” en Bubok de España y Argentina.

http://www.bubok.es/libros/21376/Despues-de-Clases-El-amor-real-no-es-prohibido

http://www.bubok.com.ar/libros/192221/Despues-de-clases-El-amor-real-no-es-prohibido

Espero que después de esta extensa aclaración entiendan la razón para no publicar y porqué solo púbico mediante Bubok.

5 comentarios:

Anónimo Says:
27 de enero de 2012, 9:13

Hola! yo también estoy pensando en publicar un libro. Lo tenía pensado publicar en lulu, pero antes voy a probar suerte con editoriales convencionales.
Soy española, y por lo que has dicho la cosa está muy gris...
A ver si hay suerte! un beso muy grande

Kair Says:
6 de febrero de 2012, 13:40

Hola Hitto, lo mismo ya no te acuerdas de mí, jeje. Soy una de tus lectoras.

Sobre publicar el tesoro de Charleen, ¿no se te a ocurrido dividir el manuscrito en dos partes? De esta manera, se quedaría en algo más corto y si la historia funcionase y se vendiera, se podría publicar segunda parte.

Es una pena que en tu país no haya mucha literatura juvenil, si hubeira más, esto podría promover más lectura entee los jóvenes y, como resultado, más cultura, ¿no crees?

Un saludo. Espero que estés bien.

Kair Says:
6 de febrero de 2012, 13:41

Quiero decir, que cada vez más se quejan de que las nuevas generaciones tienen acceso a muy poca cultura y eso. (a eso me refería >_<)

Hanna Arishima Says:
25 de marzo de 2012, 3:10

Oh.. Interesante u_u

monica Says:
14 de enero de 2013, 18:23

yo quiero el libro del tesoro de charleen, lo empece a leer y me encanto llevo 3 noches sin dormir pues me la paso leyendo sin poder parar pero quiero tenerlo en mis manos y atesorarlo para k mi hijo cuando cresca lo pueda leer...

Publicar un comentario